Close
autismo y museos

Cómo mejorar la experiencia de personas con autismo en equipamientos culturales

Visitar un museo o disfrutar de un equipamiento cultural son actividades muy habituales para los chicos y chicas del Casal Friends. A menudo, sin embargo, la experiencia no es del todo satisfactoria debido a la falta de sensibilidad a las necesidades de las personas con autismo.

El pasado lunes 19 de febrero se celebró la segunda Jornada de accesibilidad y diversidad d’Apropa Cultura, dedicada a los Trastornos del Espectro Autista (TEA),en el Centro de Cultura y Memoria del Born (Barcelona).

Marta Robles, psicóloga responsable de un grupo de ocio del Casal Friends participó.

Garantizar el acceso a la cultura para las personas con discapacidad es el objetivo de la iniciativa d’Apropa Cultura.Estas jornadas fueron una buena oportunidad para exponer las necesidades específicas de personas con autismo, y compartir experiencias de éxito que actualmente se están llevando a cabo tanto a nivel nacional como a otros centros culturales internacionales de referencia.

Marta Robles, responsable de ocio del grupo Baobab, realizó una charla desde la propia vivencia de acompañante de jóvenes con TEA, proponiendo medidas para mejorar la atención a los equipamientos culturales hacia este colectivo.

Una de las propuestas fue aumentar los pictogramas y la señalización de los equipamientos. Así se consigue mejorar la autonomía y comprensión del entorno tanto en el acceso y como en la movilidad dentro del recinto.

Las jornadas, tenían como objetivo mejorar la experiencia de las personas con discapacidad intelectual y TEA a los equipamientos culturales. Estaban dirigidas a los profesionales que trabajan en equipamientos culturales como museos, teatros o bibliotecas, entre otros.autismo museo

Asimismo, se destacó la necesidad de formar y sensibilizar a los trabajadores encargados de la atención al público de las dificultades y particularidades de las personas con TEA para facilitarles la visita. Basta con simples medidas. Por ejemplo, es recomendable que los profesionales del centro sean iniciadores de las conversaciones y que ofrezcan su ayuda anticipadamente. Para las personas con TEA, algo aparentemente tan sencillo como acercarse al mostrador a comprar la entrada o pedir indicaciones por iniciativa propia puede ser extremadamente difícil, hasta el extremo de quedarse, en estos casos, sin hacer la visita.

En relación a las actividades dirigidas, como las visitas guiadas, se remarcó la importancia de que se tengan en cuenta los intereses y preferencias de las personas con TEA, y que se adapten al tiempo de atención, al grado de cansancio, o que se propongan pausas durante las visitas.

Mapas claros y muy visuales repartidos por toda la instalación destacando información relevante, sobre todo a nivel de distribución de espacios, son también esenciales.

Durante la jornada se presentaron otras iniciativas muy interesantes como las llamadas Early Birds y Night Owls del Science Museum de Londres. Periódicamente el museo adapta su horario habitual abriéndolo una hora antes o cerrando más tarde para que las personas con autismo y sus familiares disfruten del museo. De esta manera evitan multitudes, entornos muy ruidosos y se pueden proponer actividades especialmente pensadas para ellos.

En definitiva, fue un magnífico encuentro para compartir experiencias y conocimiento con otras entidades compañeras como CERAC (Autismo La Garriga), la Fundación Mas Casadevall o la Asociación Aprenem con un único objetivo final, promover la inclusión de las personas con autismo y la transformación social a partir de la cultura.

Deja un comentario